EL IMPULSO DE RUDOLF STEINER

La base que sustenta la agricultura biodinámica es la ciencia espiritual de Rudolf Steiner, La Antroposofía.

Rudolf Steiner [1861-1925] ha desarrollado las bases científico-espirituales (Antroposofía) para la comprensión del mundo y del ser humano mismo. La capacidad humana para el conocimiento no está limitada a lo físico-material; el ser humano puede conocer las leyes y fuerzas etéricas que actúan en la formación y el desarrollo vegetativo, así como las influencias astrales y de las constelaciones sobre la vida en la Tierra.

En 1924, un grupo de agricultores preocupados por la considerable reducción de la calidad de los alimentos, la fertilidad del suelo y la salud de las plantas y los animales, pidieron a Rudolf Steiner un impulso para una agricultura sostenible. Es así que el pensador imparte ocho conferencias en Koberwitz, donde nace la agricultura ecológica sostenible fundamentada en el principio biodinámico de considerar cada granja como un organismo tan cerrado como sea posible.

Además, Steiner explica que la agricultura está relacionada con el cosmos, sin embargo, pide que investiguen y lleven a la práctica, surgiendo el círculo de investigación de los agricultores antroposóficos, quienes escogen el nombre Demeter para sus productos y que hoy, continúa siendo el puente a la dimensión espiritual de la biodinámica y la indicación de las más alta calidad.

“Especialmente en el caso de la agricultura, se evidencia que deben ser traídas fuerzas desde lo espiritual que son desconocidas hoy y que no sólo son importantes para que la agricultura mejore de alguna forma, sino también para que la vida de las personas en general pueda continuar sobre la tierra en sentido físico, pues el hombre debe de hecho vivir de lo que la tierra aporta”

Rudolf Steiner

Los alimentos sólo alcanzan a tener la calidad suficiente para el desarrollo de las personas cuando se tienen en cuenta todos los factores de su producción: los ritmos cósmicos, el suelo como órgano digestivo de la planta o las fuerzas anímicas del animal y fundamentalmente, los preparados biodinámicos. Los seres humanos, las plantas y los animales trabajando juntos, y los preparados aportando como las fuerzas formativas del cosmos y de los procesos rítmicos de la vida.

“Una granja completamente sana debe ser capaz de producir dentro de sí todo lo que necesita”

Rudolf Steiner

Suscríbete a nuestro boletin de noticias

Síguenos en redes sociales

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

© 2019 para ABD Colombia